Una ruptura amorosa, la emigración, un desafío familiar, un despido laboral…

ésos son momentos que nos hacen saborear la amarga sensación de que nuestra vida se derrumbó para siempre.

Sin embargo, nos vamos dando cuenta que todo empieza a tener sentido a su debido tiempo y, que empezar de nuevo no significa empezar de cero.

woman looking at the map
Photo by Leah Kelley on Pexels.com

Desde una experiencia personal, después de tener que decidir emigrar, cada día más frustrada y cansada, sentía que debía empezar desde cero, porque <había perdido todo>.

Tardé tiempo en entender que no estaba acabada, que esa desgracia que me estaba partiendo en pedazos al final estaba siendo una bendición. Aunque en ese momento lo viví más bien como una maldición.

Me lamentaba constantemente por todo el tiempo que había perdido, en mi vida pasada, quería retroceder el tiempo (no sé para qué, pero éso quería).

Me llené de resentimiento, culpando a otros por sus decisiones y culpándome a mí por las mías, a pesar de que en el momento en que fueron tomadas, por lo menos las mías, estaba convencida que era lo más acertado.

Mis pensamientos no estaban compuestos por palabras, solo un montón de sonidos agudos y continuados rondaban por mí cabeza con firmeza.

No sabía si regresar y resignarme a vivir perturbada y desmoralizada; ó, si armarme de esperanzas y lanzarme a recomenzar.

Me decidí por lo segundo, con el corazón y la mente abierta me aventuré a reconstruir mi vida, hice uso de todo el valor y la fortaleza que tengo. Además, agarré <todo lo bueno> de lo que había aprendido de lo vivido y, así pude salirme de esa zona conformista, que de confortable no tenía nada.

sportive woman with bicycle resting on countryside road in sunlight
Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

Todas las situaciones son diferentes, unas más difíciles que las otras, pero ruptura, desafio ó despido, o lo que sea, son parte de la vida y ninguna significa el final de esta.

A menos que te sientes a contemplar como se detiene el tiempo, pero solo será para ti.

Hay que animarse, siempre, a empezar de nuevo.

Mientras que tengas vida tienes que tomar las riendas, empezar de nuevo todos los dias, empezar de nuevo en la vida.

Nunca temas empezar de nuevo, es parte de la vida, de la madurez, de la evolución…

es parte de la Vida.

Gracias por leerme,

Jenissa.

¡Hola!, DÉJAME UN COMENTARIO.

Puede que también te interese...

A %d blogueros les gusta esto: