4 habilidades que debes saber para que seas tú quien controle tus emociones, no ellas a ti

Las emociones que sentimos son una consecuencia de estar vivos.

Jenissa Clemente

Es importante que aprendamos a regular nuestras emociones, porque es uno de los factores más importantes para llevar una vida saludable.

Cuando nos hacemos responsables por nuestras emociones, y aprendemos a canalizar eso que sentimos, conseguimos resultados inmediatos e importantes, como reducir los encuentros agresivos u ofensivos y, sobre todo, reducimos las necesidades autodestructivas.

Existen cuatro habilidades básicas que sirven para expresar y controlar los sentimientos de una manera satisfactoria. Pueden ser desarrolladas por medio del aprendizaje y la experiencia cotidiana.

Pero, antes de enumerar las cuatro habilidades, es bueno que aclaremos qué y cuáles son las emociones (más comunes).

¿Qué son las emociones?

Las emociones son reacciones  psicofisiológicas involuntarias, que manifestamos los seres ante un estímulo interno o externo.

Reacciones psicológicas, son la que experimentamos de forma particular; y lo asimilamos dependiendo de la capacidad de comprensión, prejuicio, experiencias anteriores, aprendizaje, carácter, memorización, razonamiento y de la situación concreta.

Reacciones fisiológicas, son las que activan una serie de cambios físicos. Como tensión muscular, presión arterial, ritmo respiratorio, temperatura periférica, sequedad en la boca, entre otros.

Basta con que le acerques la mano abruptamente a la cara a alguien, para que veas como cierra los ojos de inmediato, esó es un ejemplo de una reacción psicológica. Aunque nunca te hayan golpeado, instintivamente cierras los ojos.

Entonces, sentir una emoción es tan involuntario como la necesidad de estornudar, por ejemplo, reaccionamos fisiológicamente por el estímulo del resfriado o por el polvo en el ambiente.

Existen 6 emociones básicas:

No existen emociones buenas o malas. Las emociones son energía y la única energía que es negativa es la energía estancada.

Asociación Española Contra el Cáncer

Miedo

El miedo representa la anticipación de una amenaza o peligro (real o imaginario) que produce ansiedad, incertidumbre, inseguridad. Es necesario para prevenir un peligro o actuar con precaución.

Sorpresa

Produce una sensación de sobresalto, asombro, desconcierto. Nos ayuda a orientarnos y a actuar de una determinda manera ante una situación nueva.

Asco

Es cuando sentimos desagrado hacia aquello que tenemos delante. Nos produce rechazo y solemos alejarnos.

Ira

Es la rabia, enojo que aparece cuando las cosas no salen como queremos o nos sentimos amenazados por algo o alguien. Impulsa a hacer algo para resolver un problema o cambiar una situación difícil. Puede conllevar riesgos de inadaptación cuando se expresa de manera inadecuada.

Alegría

Es la sensación de bienestar y de seguridad que sentimos cuando conseguimos algún deseo o vemos cumplida alguna ilusión. Nos induce hacia la reproducción continua de aquel suceso que nos hace sentir bien.

Tristeza

Es la pena, la soledad, el pesimismo que sentimos ante la pérdida de algo importante o cuando nos han decepcionado. La función de la tristeza es la de pedir ayuda. Nos motiva hacia una nueva reintegración personal.

4 habilidades básicas para un adecuado control emocional

Percibe, evalua y expresa tus emociones

Esta habilidad se refiere al grado en que las personas son capaces de identificar sus emociones, así como los estados y sensaciones fisiológicas que siente en cada una. Además, implica la capacidad para expresar adecuadamente los sentimientos y las necesidades asociadas a los mismos en el momento oportuno y del modo correcto.

Asimila tus emociones

Implica la habilidad para tener en cuenta los sentimientos cuando realizamos un proceso de toma de decisiones. Las emociones sirven para modelar y mejorar el pensamiento al dirigir nuestra atención hacia la información significativa, pueden facilitar el cambio de perspectiva y la consideración de nuevos puntos de vista.

Comprende tus emociones

Implica saber aceptar y etiquetar las emociones. Así como conocer las causas que las generan y las consecuencias futuras de nuestras acciones.

Regula tus emociones

Supone la regulación consciente de las emociones. Incluiría la capacidad para estar abierto a los sentimientos. Abarca la habilidad para mantener un equilibrio, regular las emociones moderando las que consideramos negativas, pero siempre teniendo en cuenta que todas son igual de importantes y necesarias; e intensificado las positivas sin reprimir ni exagerar.

Debemos naturalizar las sensaciones, son oportunas para cada ocasión. Debemos aceptarlas y aprender a canalizarlas, todas son perfectas y necesarias.

No tenemos el poder para cambiar las emociones que no nos gustan sentir, solo tenemos el poder de aprender a aceptarlas como parte de nosotros, nos integran; el poder de vivirlas, evolucionar a través de ellas, canalizarlas.

Encauzar las emociones evita que se conviertan en sentimientos perjudiciales que afecten nuestra personalidad, decisiones, relaciones, bienestar… nuestras vidas.

También es verdad que existen emociones que se nos hacen difíciles de manejar en un contexto determinado, e intentar hacerlo solos, implicaría un esfuerzo casi sobrenatural, entonces tendríamos que buscar ayuda: asistencia de un Psicólogo, Sacerdote, Guía Espiritual, Pastor…

Pero para que alguien te ayude a superar, sea lo que sea que no sientas que puedes superar sin ayuda, lo principal es que tengas una real y transparente intención personal de lograrlo.

¿Qué sentirías si vas caminando sola, por una calle a medianoche y un ebrio grosero se ofrece a acompañarte?

PABLO CANTÓ  6 JUN 2016 – 03:09 ART
Un silbido, un grito, un piropo… Cualquier buena noche puede terminar agriándose por un regreso a casa complicado. La ansiedad y el miedo que una mujer puede sentir cuando se encuentra sola en la oscuridad de la noche es lo que pretende reflejar el cortometraje francés Au Bout de la Rue («Al final de la calle»).

¿Acaso sentirías miedo?

¡Es normal!

Gracias por haber llegado hasta aquí.

Me gustaría saber lo que piensas, compárteme tu opinión.

Hasta la próxima,

Jenissa.

1 comentario

  1. Es normal.semtir miedo , pero no vivir con el , porque entonces no sería vida , es mi.opinion

¡Hola!, DÉJAME UN COMENTARIO.

Puede que también te interese...

A %d blogueros les gusta esto: