No lo tomes personal, lo que dicen y hacen los demás no es por ti, es la proyección de su interior.

María y Ana, al igual que muchas, se dejan descentrar por la nociva idea de que el Universo gira a su alrededor, que todo se trata de ellas. Suponen que todo cuanto sucede, lo que hacen o dicen los demás tiene que ver con ellas, que todo funciona a partir de ellas.

young women with contrast appearance on sandy beach
Photo by Nick Bondarev on Pexels.com

Vi a María afligirse, en la calle, porque vio a una tipa riendo justamente cuando ella pasaba, y creyó que se estaba burlando de ella.

Y más adelante, escuché decir a Ana: ¡BUENOS DIAS!, dos veces a la misma persona, la segunda vez en un tono más fuerte y duro que la primera. Se molestó porque: «tan maleducada está la gente ahora, ya nadie responde ni los buenos días»

Se podría decir, en principio, que esas conductas denotan baja autoestima.

¿Qué opinas tú?

Primero, es posible que la desconocida risueña, realmente se reía «sola» justo cuando pasaba María y ni siquiera se percató de su presencia.

Posiblemente en ese preciso momento se acordó de algo pícaro y solo sonrió, quizás es que se está volviendo loca y se ríe sola mientras camina por la calle, a lo mejor constantemente intenta llamar la atención de cualquier persona ó simplemente se dedica a vivir lo mejor que sabe hacerlo.

Así como deberíamos hacerlo todas las Marías.

Claro, también es posible que sonriera porque sí se burlaba.

Pero aunque así fuera, no se trata de María, se trata de las carencias afectivas con las que la anónima mujer batalla todos los días, de su oscuridad interior e intenta sentirse mejor burlándose de los demás, porque es la manera que consigue para sobrevivir emocionalmente.

Segundo, cuando alguien da los buenos días, cuando da las gracias, cuando muestra las mínimas normas de cortesía, lo hace por sí mismo, porque las conoce, porque así fue educado, porque es lo que aprendió, porque está de buen humor para hacerlo… por sus razones.

Cuando no saluda o cuando no responde de la misma manera, no hay motivos para molestarse por «su mala educación»; mucho menos pasar el día pensando que no dio <los buenos días> porque: —así de malas son las personas conmigo—.

Quizás no correspondió por su mala educación ó posiblemente por diferencia cultural. Aunque también podría ser por depresión, por distracción o simplemente porque no quiso… no lo hace por sí mismo, por sus razones.

Pero independientemente de las miles de razones, en las que no deberíamos ni perder el tiempo porque sencillamente no podemos justificar el actuar de los demás, debemos saber que no debemos tomarlo como personal.

No todo se trata de ti

Sin ánimos de herir el ego, ¡perdón! los sentimiento de nadie, te invito a reflexionar sobre esto, no deberías tomarte nada como personal, eso te va a ayudar a quitarle algo de peso a esa mochila tan pesada que llevas en la espalda, y a eliminar la manía de intentar echar peso a la carga de todo aquel que no actúa o dice lo que tú necesitas, porque no todo se trata de ti.

Considera, que así como te encargas de tu vida todos los días, al igual que no todo lo que haces o dices es inspirado en los conocidos, y mucho menos en los desconocidos que te cruzas en la calle.

Así mismo, todas las personas que ves y las que no ves, que escuchas y a las que no, se están encargando de sus vidas de la mejor manera que pueden.

Se trata de esa otra persona

Asimismo, cuando pides un favor y la persona te dice que NO, tampoco se trata de ti. Aunque podría decirte: —no te voy a hacer el favor porque tú eres una mierda conmigo—.

Pero sigue tratándose de ésa persona, no de ti, aunque no parezca: Hay personas que consideras que son una «mierda», e igual consigue quien le haga favores y, además quien las quiera.

E igual, hay personas que son tratadas como «mierda», y siguen sirviendo a la misma persona,

Siempre se trata del otro, de que no te quiso hacer un favor o no pudo; de que no le hace favores a nadie; o no te lo hizo porque considera que no te lo mereces; o se hartó de que lo usen ó sencillamente es la persona más cínica que conoces que —como le gusta servirse de los demás, pero no le sirve a nadie— etc.

Igualmente, si eres una mujer hermosa, abnegada, cariñosa, respetuosa y aportas todo éso al 100% en una relación, es posible que tu pareja no sepa apreciarlo, que no te valore, que no te demuestre nada de amor ni respeto… Se trata de él.

Lo que se trata de ti, es que sepas lo valiosa que eres y no permitas que venga un despreciable tipo a dañarte.

Cada cabeza es un mundo

Cada quien proyecta lo que tiene adentro, desde el proceso de vida que está atravesando

Jenissa Clemente

Así las palabras o las acciones sean dirigidas directamente hacia ti, igual se trata de la percepción y de la proyección que hacen los demás dependiendo de lo que llevan internamente.

human hands forming heart on white surface
Photo by ATC Comm Photo on Pexels.com

Hay personas que están resolviendo sus conflictos emocionales; otras están atravesando su proceso de evolución; algunas están atravesando etapas oscuras en sus vidas; muchas están de luto intentando superar una pérdida; bastantes tienen problemas cotidianos y, de paso, no tienen idea de por dónde empezar a solventar.

Cada cual está llevando un proceso en su vida.

¡Gracias por leerme!

Yo escribo con gratitud.

¡Hola!, DÉJAME UN COMENTARIO.

Puede que también te interese...

A %d blogueros les gusta esto: