No me importa si me llaman “Tóxica”

shallow focus photo of woman with face art

La tóxica

Ahora resulta que, si una se atreve a decir NO, hacer valer sus derechos o exigir respeto, corre el riesgo de ser catalogada como una mujer tóxica, pero a mi no me importa si me llaman tóxica.

Vamos a lo primero:

¿Qué es una persona tóxica?

No conseguí un concepto unificado de lo que es una “persona tóxica”. Algunos anuncian que existen personas tóxicas y otros que no existen…

¡pensándolo bien, eso es bueno!

Nos da libre albedrío.

Algunos denominan persona tóxica a aquel individuo que tiene una mentalidad negativa y comportamientos perjudiciales para cualquier persona que entra en contacto con ella, pero también para sí misma.

Otros afirman, que no existen personas tóxicas, que toda persona en algún momento deja aflorar comportamientos equivocados o destructivos, que aunque permanezcan en ellos por mucho tiempo, no significa que sean tóxicos en sí mismos.

Pero entonces, ¿Existen o no?

Cada quien tendrá su opinión, dependiendo de su experiencia, como siempre.

Quizás conoces a alguien que tiene la capacidad de perturbar tú ambiente, que acaba con tu paciencia y te hace arrechar enojar cada vez que te la cruzas; pero que la cosa no es solo contigo sino que lo hace con todos con lo que hace contacto.

Personas que van contraindicación médica, son “nocivas para la salud”.

Pero también, debes considerar que:

Es natural, que consigas personas que a veces te sumen y a veces resten, que tienen virtudes y defectos, y que su comportamiento, aunque quieran, no pueden serte de total agrado.

También, erradamente, puedes catalogar a una persona como tóxica, dependiendo del contexto social en el que se encuentra.

Por ejemplo, en una sociedad conservadora, una mujer puede ser considerada una tóxica, si cuestiona las decisiones o conducta del marido.

Y esto último, no se lo atribuyo exclusivamente a los hombres, porque es habitual escuchar a algunas mujeres, sobre todo a las mayores, catalogando a otras como tóxicas solo porque no están de acuerdo con las posturas adoptadas.

Ser Tóxica

¿un término relativamente moderno?

Me pregunto si la creciente popularidad del término, se deberá a la necesidad de descalificar el empeño de la mujer por reivindicar sus derechos, como un mecanismo de defensa de algunos hombres y de auto-consolación para otros.

Debido a que vienen arrastrando durante décadas, actitudes, conductas y creencias destinadas a establecer su superioridad sobre la mujer y, a muchos, les está costando aceptar que ya esto cambió.

En varios países, sobre todo en conservadores y tradicionalistas, sigue aún arraigado el concepto del machismo en la sociedad. Se sigue sosteniendo que el hombre es, por naturaleza, superior a la mujer. Conductas pronunciadas en unas sociedades más que en otras.

Inclusive, dentro de sociedades más modernas, siguen existiendo sectores, o simplemente familias donde las mujeres permanecen confinadas al hogar, obedientes al marido, sin independencia económica y sin desempeñar papel alguno en la sociedad.

Donde las mujeres no tienen derecho a opinar, a estudiar, a trabajar, a divorciarse y encima, soportar maltratos de todo tipo; donde está tan naturalizado ése modo de vida, que hasta ellas lo ven tan normal, a tal punto que se atreven a justificar y tapar las conductas del marido.

Ni en su propia casa tienen derecho a decir No:

ni en la cocina

ni en la sala, y

mucho menos en la cama.

¿Se volvió una moda?

Que te cataloguen de tóxica, depende más del valor que le da el hombre a la mujer, y del valor que se tiene así mismo.

Básicamente, cuando el hombre ha asumido que se abrió paso a la legitimidad de la defensa de los  derechos de la mujer, al descasamiento, a la libertad sexual, al control sobre su vida, es poco probable que inicie y mantenga relaciones nocivas, por ende no tendría sentido catalogar de ninguna manera despectiva a la mujer.

Igual considero, que el reconocimiento de la igualdad de derechos, no debería conllevar a un estado de intercambio de roles y lugares, sino de igualdad.

Que tampoco te importe que te llamen «Tóxica»

Por decir No, cuando no quieres.
Por defender tus derechos.
Por exigir respeto.
  • Puedes elegir lo que deseas ser; tienes el poder de inventarte a ti misma.
  • Tienes derecho al conocimiento y a desempeñar cualquier actividad.
  • Tú decides sobre tu cuerpo y tu fecundidad.
  • Emite tus opiniones con respeto, pero con mucha firmeza.
  • No permitas el maltrato, aunque creas que es mínimo y mucho menos lo justifiques.
  • No eres la única responsable de que la casa esté limpia y de cuidar a los hijos.

P.D: Siempre digo que el hombre que ha asumido esto, suele ser más feliz.

Mi Esposo, suele ser Feliz.

Con gratitud,

Recomiendo:

Daros, William Roberto. «La mujer posmoderna y el machismo». Franciscanum 162, Vol. lvi (2014): 107-129.

2 comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo , pero te quiero preguntar algo, puede una persona ser tóxica y no saberlo como si fuera una enfermedad que no tiene control en lo que dice o hace , todo sin saber o notar que perturba a las demás personas .

    1. No podría decir si existen personas tóxicas o sólo personas pasando por malos momentos, y eso las hace actúar mal. Eso sí, cada persona debería evaluarse y asumir que si está teniendo malas relaciones con todos los que la rodean, en pro de su bienestar y el de su entorno, debería moderar su comportamiento. Las personas conflictivas muchas veces no asumen su responsabilidad y siempre buscan a quien culpar por sus actos, suelen mostrarse manipuladoras y carismáticas para engañar a los demás sólo por el interés de conseguir algo a cambio, del resto crean relaciones destructivas… P.D. tienen la difícil tarea de cargar con ellas mismas a dondequiera que vayan, y lo peor es que no se pueden engañar así mismas.

¡Hola!, DÉJAME UN COMENTARIO.

Puede que también te interese...

A %d blogueros les gusta esto: